viernes, 9 de agosto de 2013

En mis manos (y en las vuestras)

Las novedades van sucediéndose a una velocidad vertiginosa e impactante.

Si el Martes comentaba que el libro ya estaba a la venta on-line en Berkana, ayer me llegaban a casa los 150 ejemplares de El Deseo y la Palabra, la edición ha sido de 200 ejemplares, de los que el equipo de E-ditaloContigo se ha quedado con 50 para ir colocando en diferentes librerías (algunas en Madrid, aparte de Berkana; Cómplices en Barcelona...); y yo me encargaré de colocar los restantes en algunas librerías en Valladolid, y también de ir vendiendo en mano a familiares y amigos.


El resultado es impresionante. La calidad del trabajo, de la edición, del acabado, de absolutamente todo, es muy buena y la palabra "satisfecho" no se acerca a mi sensación... algo que también comparten conmigo el equipo de E-ditaloContigo.
Tener el libro en mis manos, sentir que me quema, de verlo y decirme a mí mismo (mezclando incredulidad y orgullo a partes iguales) "has sido capaz de hacer esto", es mucho más de lo que habría llegado a imaginar en el momento que me puse a escribir, no ya El Deseo... sino aquellos intentos de hacer poesía cuando era adolescente.

Además ayer una de mis compañeras de conservatorio me mandó un mensaje para decirme que ya había encargado el libro; es decir, poco a poco va llegando a vuestras manos, familiares, amigos, y antes o después a gente que yo, ahora mismo, ni siquiera conozco; es decir, mis palabras van a ser leídas por otros, es decir puede haber gente interesada en lo que he hecho y he sido capaz de expresar... el impacto es muy fuerte.

Para rematar, hoy Jueves he recibido un correo de Paco Melero ("mi" editor) comentándome que el libro ha sido colocado en la web de librerías Picasso (la cadena más grande de librerías de Andalucía). Así las cosas ahora mismo el libro tiene tres puntos de venta: E-ditaloContigo, Berkana y librerías Picasso (los enlaces del libro los teneis aquí, aquí y aquí. Cada uno remite a cada web), y cuantos más puntos de venta haya, más posibilidades hay de venderlo; y vuelvo a lo mismo (aunque no se me crea): no es mi intención enriquecerme, no es mi modo de vida, me gusta escribir y es una vocación en la que me gusta volcarme, pero me impresiona que haya gente que quiera hacerse con el libro.

Por otra parte, el tener el libro (los 150) en casa, y verlo como algo tan completo, tan "cerrado", me ha hecho plantearme si, en algún momento, volveré a escribir de la misma manera, con la misma intensidad... imagino que son dudas de novato, pero bueno, también te hace pensar.

Personalmente creo que sí, que "simplemente" cuando tenga algo que decir, me saldrá la necesidad de hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario